Aplazamiento / fraccionamiento de pago de deudas tributarias

19.09.2019

Dependiendo del tipo de deuda que el contribuyente tenga con la Agencia tributaria, éste podrá o no aplazarlas tanto si las deudas se encuentran en período voluntario  o en período ejecutivo de pago.


En primer lugar, respecto al IRPF, no será posible aplazar las retenciones y los ingresos a cuenta. Por contra, si permite el aplazamiento/fraccionamiento (aunque se solicite puede no ser concedido por Hacienda) de los pagos  fraccionados y de la declaración de la renta anual. Ahora bien, en el caso de que el importe a pagar sea superior a 30.000 euros deberá cumplirse una serie de requisitos, entre los cuales se encuentra la necesidad de aportar una garantía o un aval.


Por otra parte, respecto al Impuesto sobre Sociedades, en términos generales, solamente es posible obtener el aplazamiento/fraccionamiento por parte de la Agencia Tributaria cuando se trate de la liquidación anual del Impuesto sobre Sociedades.


Por último, cuando hablamos del IVA, sí es posible que se consiga el aplazamiento/fraccionamiento de la deuda tributaria si se cumplen los requisitos estipulados y, también, atendiendo al importe de la deuda.


En ocasiones es posible que Hacienda deniegue los aplazamientos, bien porque se han incumplido aplazamientos/fraccionamientos anteriores, por ejemplo.


José Miguel Golpe Saavedra

Consultor fiscal, empresarial y patrimonial